En Sabaneta se construye el Parque de los Cuatro Elementos, un espacio que produce su propia energía

Publicidad

En el corazón de Sabaneta se desarrollan las obras que darán paso a un nuevo parque público en el sur del Valle de Aburrá

En el corazón de Sabaneta se desarrollan las obras que darán paso a un nuevo parque público en el sur del Valle de Aburrá, con el que se espera fortalecer la cultura ambiental del municipio y mejorar el índice de espacio público por habitante gracias a los $6.802 millones invertidos por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y el Municipio de Sabaneta.

Sabaneta es uno de los municipios más fuertemente impactados con el crecimiento demográfico acelerado que ha tenido el Valle de Aburrá en la última década, lo cual ha traído consigo una mayor necesidad de espacios públicos que equilibren el impacto de la intensidad urbanística.

En la búsqueda de este equilibrio entre el espacio construido y el espacio libre se sumaron esfuerzos coordinados entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá como principal elemento articulador e integrador del territorio y, el municipio de Sabaneta, para el aprovechamiento de 6.800 metros cuadrados de nuevo espacio público, que serán fuente de goce y disfrute de todos los ‎sabaneteños.

Las obras, que iniciaron el pasado mes abril y que tiene un tiempo estimado de ocho meses, tienen un valor aproximado de $6.802 millones, con aportes de $6.357 millones del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y $445 millones de la Alcaldía de Sabaneta.

Uno de los elementos más innovadores de este nuevo parque metropolitano será la sostenibilidad, que tendrá su mejor ejemplo en los árboles solares, que rodearán la plaza central del Parque y que servirán de soporte para los 72 paneles que captarán la energía del sol y generarán aproximadamente 20 kilovatios KVA de potencia y suplir así las necesidades de energía para el funcionamiento del parque, a partir de la utilización de fuentes limpias.

El Parque de los Cuatro Elementos contará con ludoteca, aula ambiental y amplios espacios verdes donde se podrán desarrollar actividades de recreación pasiva, como picnic, recitales, pequeños conciertos o proyecciones al aire libre. Será un lugar para el encuentro con familiares, vecinos y amigos, y albergar las diversas expresiones ciudadanas, la cotidianidad de la cultura ambiental e identidad, no solo de Sabaneta sino de todos los visitantes que lleguen del Valle de Aburrá y otros municipios.

Es así como evocando un gran bosque y los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, aire, agua y fuego; la nueva infraestructura ofrece diferentes tipos de experiencias que estarán en constante interacción y movimiento, representadas de la siguiente manera:

● El agua representa el elemento lúdico – dinámica, con pequeños chorros de agua muy atractivos para la población infantil.

● La tierra representa la lúdica – pasiva, que comprende el terreno en el cual se construye el parque y estará la zona verde.

● El aire es lúdica – movimiento, y se relaciona con los individuos arbóreos que existen en el lugar y los que eventualmente se sembrarán, y los árboles artificiales compuestos por paneles solares.

● El fuego es energía – luz, la cual será generada en las noches por la energía acumulada en los paneles solares.

Mejorar el espacio público por habitante es uno de los mayores retos que han asumido los 10 municipios metropolitanos de la mano con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, como un eje fundamental para el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de los municipios, que a su paso impacta en la sana convivencia y se promueve la creación de espacios de encuentro comunitario, allí donde nos reconocemos como seres sociales semejantes, tolerantes, ciudadanos y pacíficos en armonía con la naturaleza




Publicidad