“No más silencio cómplice del maltrato” pide la primera dama de Medellín

Publicidad

Desde el Despacho de la Primera Dama de Medellín vemos con dolor cómo la vida de los niños y niñas de la ciudad está siendo afectada por la violencia intrafamiliar y la indiferencia de la comunidad que ve pasar hechos de maltrato sin motivarse a la denuncia pública contra los agresores.

Por esa indiferencia, hoy Miguel Ángel Rivera Giraldo, de dos años de edad, no está con nosotros. Esta muerte tiene que movernos cómo papás y mamás a reflexionar sobre la forma en que estamos protegiendo a nuestros hijos. Como adultos somos los responsables de generar entornos protectores a esos niños y niñas que merecen crecer y vivir con amor y respeto y no en medio de batallas campales, en las que ellos son las principales víctimas de las agresiones físicas y emocionales.

Desde Tejiendo Hogares trabajamos para mejorar las relaciones familiares porque creemos en el poder que tienen las familias para transformar la sociedad. Pero eso solo se logra cuando seamos conscientes de que los niños y niñas merecen ser protegidos por todos los ciudadanos y como tal debemos obrar para procurar la garantía de sus derechos y muy especialmente el de la vida y el de un trato digno y amoroso.

Por Miguel Ángel y por todos los niños y niñas que hoy están siendo vulnerados y violentados en sus hogares… No más silencio cómplice del maltrato.




Publicidad