Medidas por huracán María

Publicidad

El fenómeno ganó fuerza, fue elevado a categoría 5 y se acerca a las islas arrasadas por el paso de Irma. Los gobiernos empezaron a tomar medidas

El huracán María incrementó su intensidad ayer en su avance sobre las islas del Caribe y llegó a categoría 5, según confirmó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) norteamericano, que a su vez advirtió que el fenómeno amenaza con ser “extremadamente peligroso”. Esta situación pone en alerta a algunas zonas que fueron azotadas días atrás por Irma.

Con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, María ganó fuerza rápidamente y ayer, al cierre de esta edición, se encontraba a unos 55 kilómetros al este de la isla de Martinica. Por ese motivo, los gobiernos del Caribe comenzaron a tomar las primeras medidas.

El Ministerio de Salud dominicano instruyó a las direcciones provinciales y áreas de salud a continuar las medidas contempladas en el plan de prevención, preparación y respuesta orientado a salvar vidas humanas ante la aproximación del huracán.

Puerto Rico y las Antillas Menores, por su parte, también se preparan para recibir el paso del segundo huracán en un lapso de dos semanas, que se prevé que sea “más devastador” que Irma.

“No podemos subestimar el poder de esta tormenta”, dijo el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, quien pidió “orar para que todos quedemos a salvo”.

En la vecina Guadalupe, las autoridades pronosticaron fuertes lluvias e inundaciones y advirtieron que muchas comunidades quedarán sumergidas en el transcurso del día.

María podría golpear desde mañana a Puerto Rico, país que se libró en gran medida del paso de Irma.

¿Por qué nombres propios?

Fue a partir de 1953 cuando Estados Unidos estableció nombres propios de mujer a todos sus huracanes. Recién en 1978 empezaron a ser identificados también con nombres masculinos.

Desde entonces, cada lugar que sufre fenómenos naturales de este tipo (huracanes, ciclones o tormentas tropicales) cuenta con su propia lista, a la que se puede acceder desde la página web de la Organización Meteorológica Mundial.




Publicidad