Con respeto, civismo y cultura es esperado el Papa Francisco en Medellín

Publicidad

Nuestra ciudad se caracteriza por la cordialidad de su gente. Esta es una nueva oportunidad para reafirmarlo y demostrarlo al mundo entero.

Al asistir a la Santa Misa procure usar el vestuario adecuado, respete los lugares destinados para personas con condiciones especiales y evite el uso del teléfono celular durante la ceremonia religiosa.

Este sábado 9 de septiembre, con motivo de la Misa Campal que ofrecerá el Papa Francisco, el aeropuerto Olaya Herrera se convertirá en un templo y como tal quienes asistan deben tener un comportamiento adecuado. La Sala de Ceremonial y Protocolo de Medellín recomienda a los asistentes a la eucaristía vestir de manera cómoda pero acorde a la ocasión. Las mujeres deben evitar escotes, pantalones cortos, minifaldas, camisas de manga sisa y accesorios vistosos. Los hombres no deben usar pantalonetas, bermudas y chanclas.

El Papa viste de blanco, los cardenales de rojo y los obispos y arzobispos de violeta. Por esta razón la Sala de Ceremonial y Protocolo de Medellín también recomienda evitar el uso de estos colores durante la Santa Misa. Es importante saber que al Papa no se le vitorea, se le aplaude.

Es una muestra de respeto con el Papa recibirlo de pie y con un aplauso. Si el Papa se aproxima hacia el lugar en el que usted está ubicado se recomienda hacer una reverencia, flexionando las rodillas, pero no persignarse. Los miembros de la Iglesia Católica pueden llamarlo Su Santidad, las autoridades civiles Santo Padre y los fieles Papa Francisco.

La Sagrada Eucaristía debe seguirse con atención y en silencio, el uso del celular genera distracciones para quien lo manipula y para las personas que estén a su alrededor.

La Alcaldía de Medellín invita a sus ciudadanos a ser buenos anfitriones con quienes vienen de otros lugares. Es importante orientar y tratar con cortesía a los visitantes y, en caso de no contar con la información requerida por ellos, remitirlos al personal de logística dispuesto.

Fuente: Prensa Arquidiócesis de Medellín – Prensa Alcaldía de Medellín




Publicidad